Covi frente a cambios

Escrito por el 20 noviembre 2017

Una estrella está creciendo y ahora va por más. Uno de sus sueños es estar pegadita a un Grammy por su trabajo musical, y está segura que con su nuevo álbum lo logrará.

Su vida es un cubo rubik. El color que está experimentando en la actualidad es el rojo, característico de una chica auténtica y atrevida, lo que le sirvió para salir de la zona de confort que podría ser el salto internacional de Covi Quintana, con el lanzamiento de “Pegadito”, su nuevo sencillo.

“A mí me basta con que no te vayas, que con el tiempo me dejes entrar cerquita de tu cama hasta quitar todas las sabanas y luego decidimos por dónde empezar” es solo un fragmento de la canción más arriesgada de su disco, y que fue dada a conocer hace unos días en la plataforma de música Spotify.

El Caribe, la picardía y sensualidad están mezclados en un tema que no cruza los límites, sin que llegue a lo vulgar.

Estefanía Covatonga, nombre de pila de la joven, está en una etapa más madura, ya no es la chica que le canta a la luna y a las estrellas.

Su álbum, que aún no tiene nombre ni tendrá colaboraciones musicales, contendrá 12 canciones y será estrenado en 2018.

“Para eliminar los sonidos de baterías quise utilizar elementos orgánicos, metimos en el estudio completo madera e hicimos saltos, entramos zafacones y latas y nos acompañó un coro musical de San Juan de la Maguana”, comentó la intérprete de “Bésame suavecito”, que a pesar de hacer otras fusiones musicales no dejará a un lado a su fiel compañera, la guitarra.

La licenciada en Mercadeo, de padres españoles pero nacida en territorio dominicano, se considera como una chica totalmente caribeña y original que  admira a cantantes internacionales de la música latina que están marcando su esencia sin importar lo que otros digan.

Uno de los ejemplos que mencionó es el intérprete de trap puertorriqueño Bad Bunny que tiene un estilo propio tanto en su música como en la vestimenta. “La única forma de llegar es ser diferente”.

Sus inicios fueron difíciles. Gran parte de su infancia y adolescencia fue jugadora profesional de tenis, pero se dio cuenta que quería ser una gran artista. Pidió de regalo una guitarra y aprendió a tocar con canciones de Shakira. Así nació su amor por este instrumento.

Sueña cantar en el Madison y en Chavón 
Ahora piensa en grande. Entre sus anhelos está tocar frente a miles de personas en el Madison Square Garden de Nueva York. En República Dominicana le gustaría realizar un concierto en Altos de Chavón. “El escenario es el lugar más seguro del mundo. Ahí nadie te puede hacer daño”. En su futuro le encantaría hacer colaboraciones con artistas de la talla de Juan Luis Guerra y Luis Fonsi.

Este último es su mayor ídolo desde su niñez. Sus fans han sido el impulso de su carrera. Trata de darles participación en sus videos y varias veces al año realiza encuentros con ellos.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background