Inicio Noticias El nuevo blanco de ataques: conciertos y discotecas

El nuevo blanco de ataques: conciertos y discotecas

10
0
Compartir

El periodista  Jason Burke de El Diario, aseguró en una nota publicada unos días después del atentado en Manchester Arena (Reino Unido) en mayo de este año, donde se presentaba Ariana Grande, que el nuevo objetivo de los grupos terroristas serían los conciertos, discotecas o “pubs”.

Según él inmediatamente después del 11 de Septiembre y la invasión estadounidense de Afganistán, “una red de jóvenes terroristas se organizaron en Londres y discutieron sobre posibles objetivos. No hablaron de embajadas, bases militares o aviones. Hablaron de atacar pubs y discotecas”. La agencia de inteligencia británica MI5 grabó en secreto al líder de la red sugiriendo un ataque a un gran centro comercial y a la discoteca Ministry of Sound.

La realidad es que en la madruga de este lunes otro violento ataque sucedió pero en Las Vegas, donde se llevaba a cabo el Festival de Música Country “Route 91”, en el que hasta esta hora se han confirmado unos 50 muertos y al menos, 200 heridos, según confirmación del sheriff  Joseph Lombardo.

La policía reportó la madrugada de este lunes la presencia de un tirador activo en los alrededores del hotel Mandalay Bay Casino, en la zona conocida como The Strip, donde se realizaba el festival musical, que después se suicidó según los reportes que llegan.

Según Burke en los últimos años los ataques han sido directo al “estilo de vida” y cada vez son más comunes. En Francia, recientes ataques extremistas han ocurrido en el Museo del Louvre, en la avenida de los Campos Elíseos llena de tiendas y en el paseo marítimo de Niza durante las celebraciones del 14 de julio.

En noviembre de 2015, miembros de una red del ISIS mataron a más de 150 personas en una sala de conciertos, en bares y en las calles pegadas a un campo de fútbol lleno en París.
De igual manera hay que recordar el triste episodio que vivieron en noviembre del 2015 los presentes en la sala Bataclan de París, que dejó unas 90 víctimas mortales.

“Las caras de todo el mundo estaban mirándome. Vi en el teatro cómo el miedo entraba en cada uno de los asistentes”, afirmó Jesse Hughes, vocalista del grupo. Este atentado donde murieron 90 personas y otras 40 resultaron heridas sacudió la capital francesa.
En junio de 2016, Orlando, Florida, fue sacudida por uno de los momentos más fuertes que haya ocurrido en esta ciudad visitada por cientos de personas gracias a los parques de diversión de Disney World que se encuentran en la zona.

Un hombre de 29 años abrió fuego en una discoteca popular entre la comunidad gay, matando al menos a 50 personas e hiriendo a otras 53.

Fue el peor tiroteo múltiple registrado en la historia del país. El tirador murió abatido por la policía, identificado como Omar Siddique Mateen,  era un ciudadano estadounidense de padres afganos. El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) asumió la autoría del ataque, pero las autoridades estadounidenses señalan que no hay pruebas que respalden una conexión directa entre el grupo y el ataque.

Mientras que en el mes de mayo de este año el mundo se despertó con la triste  noticia de una explosión en el Manchester Arena, en la ciudad Mánchester (Reino Unido), al final de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande. La explosión causó al menos 22 muertos y 59 heridos.

Se informó que un hombre en solitario realizó el ataque usando un artefacto explosivo improvisado en lo que se sospecha fue un ataque suicida. Al día siguiente, el Estado Islámico de Irak y el Levante se autoproclamaba autor del atentado. Fue el atentado terrorista más mortífero en el Reino Unido desde los atentados de Londres de 2005.

Más de 15, mil personas habían asistido al concierto, muchos niños y adolescentes, principales fanes de la artista juvenil, acompañados de sus padres.3 Muchos estaban saliendo por el vestíbulo en el momento de la explosión.
La policía de Mánchester trató el incidente como un ataque terrorista hasta que se demuestre lo contrario.
La policía declaró que 22 personas, incluido el atacante suicida, murieron en la explosión y otras 59 resultaron heridas, incluidos niños.  Ariana Grande no estaba cerca del lugar del ataque y no resultó herida durante el incidente.

Con relación al atentado de Las Vegas ocurrido en la madrugada de este lunes, el Estado Islámico acaba de atribuirse la masacre. En un comunicado, el grupo yihadista asegura que el autor se convirtió al islam meses atrás.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here